Más de 60 años caminando juntas.

Historia
de la federación

Un día se nos concedió escuchar dócilmente la voz de la Iglesia, cuando el Papa Pío XII, promulgó la Constitución Apostólica «Sponsa Christi», en 1950, «para promover el Sagrado Instituto de las Monjas», entre cuyos variados objetivos destacaba una novedad: el nacimiento de las Federaciones.

Esto marcó un hito importante en la historia y vida de los monasterios femeninos que hasta ese momento habían vivido sin ningún tipo de conexión.

Cita textual

Las Asociaciones y las Federaciones son órganos de ayuda y coordinación entre los Monasterios, para que puedan realizar adecuadamente su vocación en la Iglesia. Su fin principal es, pues, custodiar y promover los valores de la vida contemplativa de los Monasterios que forman parte de las mismas.

- Verbi Sponsa -

¿Qué es una federación de monasterios?

La puesta en marcha de nuestra Federación (1957) facilitó, a lo largo de los años, ese tan necesitado conocimiento y ayuda fraterna entre las monjas, en los distintos aspectos de sus necesidades ante la vida, especialmente con el objetivo de renovar y mostrar el propio rostro de monjas dominicas, que siguen a Jesucristo de una determinada manera, que es según el modelo y estilo de Domingo de Guzmán, de quien nos consideramos fervorosas hijas suyas, y corazón de su Orden de Predicadores.

El paso de los años nos abrió a la universalidad, primero con las fundaciones realizadas por el Monasterio de Olmedo, y después por la realizada por la propia Federación en Senekal-Sudáfrica. Esto hizo que dadas las varias fundaciones realizadas por Olmedo, como ya se dijo, se constituyese, dentro del ámbito de nuestra Federación, la Unión Fraterna «Madre de Dios», lo que ha dado lugar con los años a una nueva Federación. Así somos ya cuatro las Federaciones de dominicas en España: Santo Domingo, La Inmaculada, Ntra. Sra. del Rosario y Madre de Dios.

Muchas monjas, con gran generosidad, partieron para hacer nuevas fundaciones; otras lo han hecho para ayudar a otros monasterios necesitados. Algunas comunidades –reconociendo su pobreza de medios, el reducido número de hermanas y la escasez de vocaciones– han decidido unirse a otro monasterio para vivir la vocación a la que el Señor las ha llamado.

De este modo, de los cerca de 40 monasterios que conformaron la Federación al inicio de la misma, el paso del tiempo ha hecho que su número fuera reduciéndose de manera considerable, a día de hoy somos 26 los que permanecemos en ella.

Servicios de los monasterios de la federación

Los principales servicios que pueden prestarse en los monasterios, aunque siempre pueden y deben ser actualizados, son los siguientes..

Sede del noviciado federal

El envío de novicias y monjas en periodo de formación a otro monasterio de la Federación en el que su formación esté mejor garantizada; de ahí el empeño de tener una Sede del noviciado federal, la cual se ha ido ubicando en diversos monasterio

Ayuda para la formación

La ayuda para la formación más completa posible de todos sus miembros, teniendo cursos presenciales de diversas materias: economía, enfermería, Sagrada Escritura… Hoy las nuevas tecnologías nos permiten clases online para todas las monjas de la Federación.

Cesión de monjas

La cesión de monjas aptas para el gobierno, para la formación de las novicias o para cualquier otro servicio.

Traslado de monjas

El traslado de monjas por motivos de salud y siempre que las circunstancias lo requieran.

Ayuda

La ayuda de carácter material o económico.

El camino ya está marcado, la voluntad dispuesta y el corazón henchido de amor. De ese AMOR con mayúsculas, que un día nos empujó a dejarlo todo por consagrarnos a Él. El único capaz de transformarnos y de transformar el mundo.