Más de 60 años caminando juntas.

Santísimo Nombre de Jesús

Hoy celebramos el Santísimo Nombre de Jesús, cuya devoción es «eminentemente dominicana». «Poco después de la celebración del segundo concilio de Lyon (1274), encomendó a los frailes Predicadores la promoción de la alabanza y veneración del santísimo nombre de Jesús, siendo el beato Juan de Vercelli (t 1283), Maestro entonces de la Orden, uno de los que con más ardor se dedicó a esa promoción» (Breviario de la Orden de Predicadores, p. 1214).

En este día tan especial queremos rescatar la tarjeta de felicitación de Navidad de Sor Mª Sión, de Lerma, que, aunque no haya resultado ganadora, no podemos dejar de compartirla junto a la bella explicación que le acompañaba.

¡Muchísimas gracias, hermana!

«¿Cómo explicar el misterio de la Navidad en un dibujo? Cuando me llegó esta propuesta de la Federación, estuve mucho tiempo orándolo, y la palabra que me venía al corazón para explicar la Navidad era “regalo”. ¡Y así surgió este dibujo!

Parece que la monjita está regalando su corazón al Niño, pero… ¡¡no es así, fíjate bien!!: el regalo que lleva para el Niño es “un ratón en el bolsillo para que juegue con él”, como canta el villancico “Chiqui, chiqui”.

En verdad es Jesús quien está regalando Su corazón a la monjita. Porque este es el misterio de la Navidad: Dios que se hace hombre para tener corazón de hombre, para amarte con corazón de hombre. ¡¡¡Por eso ella está asombrada!!! ¡¡¡En el pesebre está el regalo de Dios!!!

Podría pensarse que es la estrella la que ilumina la escena pero, en realidad, es este Amor, entregado y recibido, el que crea la estrella, una estrella distinta a todas las demás, y que indica al mundo (representado por las montañas) la fuente de este Amor.

Por otro lado, el diseño de la estrella (con cada rayo de dos colores, como la cruz dominicana), quiere recordar la estrella de Santo Domingo, en un guiño a nuestra Orden, llamada a ser esa estrella que guía a los hombres hasta el amor de Jesús.

Dios se hace Niño en Belén para regalarte su corazón. ¡¡¡Abramos las manos para recibir Su regalo!!! ¡¡¡Que estos días sean un tiempo de gracia para disfrutar de Su amor!!!
¡¡¡Feliz y santa Navidad!!»

Sor Mª Sión, O.P.

Monasterio de San Blas, Lerma (Burgos)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *